Canalización de María Magdalena. El cuerpo de luz



Canalización de María Magdalena El cuerpo de luz Al entrar en el portal del Shem, se vuelve más consciente de su resplandor o de su enfermedad. La luz es infinita, y cuando encarnas al Sem, tu luz es infinita y llega a todas partes ya todos. Esto es belleza, esto es salud, esto es prosperidad y esto es exaltación. La encarnación del Shem es el cuerpo de luz. El shem no conoce límites y tiene el poder del Creador. Cuando sigues estando en creencias limitantes, juicio, crueldad, calumnia, celos, miedo, esto te quita tu shem y tu cuerpo de luz se debilita o simplemente desaparece. Sin resplandor no se puede estar sano ni vivir una vida próspera. Sin el resplandor de tu cuerpo de luz, caes en depresión, tristeza y enfermedad. Piensas que al cambiar tus pensamientos negativos en buenos pensamientos, volverás a irradiar luz. Esto no es fácil. Debes enfrentarte cara a cara con las limitaciones impuestas y elegidas por ti. Tu alma anhela la expansión y la libertad, no quiere estar encadenada. Te traigo hoy este mensaje porque quiero que sepas que si te dejas llenar con el aliento de la Shekinah puedes soltar todas las voces que quieren mantenerte enfermo y empezar a escuchar las voces de los ángeles. . Es el Aliento Divino el que despertará nuevamente el Shem en ti. La respiración te llevará a la pura energía creativa del amor incondicional y tu resplandor será infinito. Para comprender cómo se mueve el Shem con energía, comienzas a comprender tu propio sonido. Canta, habla palabras de amor, habla el idioma de los ángeles, sé amable y cariñoso. Así es como te liberarás de las limitaciones que incluso tu propio idioma te impone y tus palabras estarán impregnadas de Luz. AMEIN María Magdalena Canalizado por Ana Otero De mi nuevo libro: María Magdalena Y EL CAMINO DE SHELÁ Ahava, Ana Otero

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo