Canalización María Magdalena. Libertad



Bendiciones para ti hoy.


Hoy vengo con un mensaje de Libertad.


Si estás escuchando estas palabras, sabrás que no tiene sentido continuar con los viejos patrones. De alguna manera sabes dentro de tu corazón que el camino que has estado caminando es el resultado de tus propias acciones y elecciones.


Estás Despiert@ porque quieres un cambio, un cambio que no implica auto-reproche, desesperanza, juicio, ira o victimización. Llevar Luz a tu corazón roto, heridas, separación, oscuridad, confusión, puede dar paso al alma recién nacida. Este instante de comienzo contiene la semilla de lo que sigue en tu viaje. Ábrete y contén la semilla de la Luz. Recuerda que algo más grande que tú se mueve con intención a través de tu expresión. Esto es Chochma, Shechinah, el Espíritu Santo.



Esta Nueva Conciencia del alma del Recién Nacido tiene consecuencias y responsabilidades, ya que una parte de tu individualidad y ego se sacrifica y limpia con cada nueva creación. La evolución de tu alma significa que debes desmantelar todo lo que ya no es útil para tu alma. Es como dejar una adicción. Para seguir adelante, debes perdonarte a ti mismo, perdonar a los demás y ser consciente del caos auto infligido que has creado en algunos momentos de tu vida. Tus viejos hábitos deben dar paso a nuevos hábitos que estén alineados con la Luz. Este nuevo comportamiento que surge debe nacer de la quietud. La quietud es el estado más activo e intuitivo en el que puedes estar. ¿Te preguntas cómo lograr esta quietud? Se trata de no dar energía a los pensamientos que te frenan, a las experiencias, a los miedos y a las personas que no desean verte libre. Pregúntate: En mi mundo interior, ¿quién lidera y quién sigue? ¿El amor lidera, o la separación lidera? La fe lidera o el miedo lidera? La claridad lidera o la confusión lidera?


Debes intimar con tus pensamientos, percepciones y personas para que puedas saber cuáles requieren de tu energía y cuáles deben flotar hacia el río en el que no debes bañarte.


La libertad es la elección entre la independencia creativa y el aislamiento destructivo. La Independencia Creativa es el Sentido Sagrado de la Presencia Yo Soy de la Unidad Sagrada, mientras que el Aislamiento Destructivo implica una distancia entre el Yo y el tú, el interno y el externo, y todas las polaridades. Tu Libertad comienza cuando cierras la brecha, quitas el velo de la ilusión de Separación. Abre los ojos y mira a todo y a todos los que te rodean y que sepas que reflejan una parte de su ser interior.


Tu libertad te permite sanar y cuando sanas, te sanas a ti mismo y a todas las relaciones que tienes, pasadas, presentes y futuras.


Cuando eres libre, honras tus acuerdos y el contrato del alma.

Cuando eres libre, comprendes que eres un ser cósmico y multidimensional.

Cuando eres libre, no juzgas a los demás, ya que tienes confianza en cada paso lleno de gracia que das en tu encarnación.

Cuando eres libre no hay necesidad de que pongas límites, ya que alguien que vive en la Gloria de la Luz no puede ser atacado.

Cuando eres Libre sabes que eres Creado, Creativo y Creador.

Cuando eres Libre, aquellos que quieren mantenerte en la esclavitud han perdido su poder sobre ti.

Cuando eres Libre, sabes cómo se manifiesta la Ley de la Luz.

Cuando eres libre eres Amor, Unidad Sagrada y Expresión pura de la Madre Padre.


Siempre hay más de tu auténtico yo álmico esperando ser resucitado. No pares ahora. Este es sólo el comienzo. Hay un vacío, un misterio, al comienzo de la existencia, y tú eres parte de este Misterio que te llama a viajar más lejos en la Caravana de la Creación.

María Magdalena

Canalizado por Ana Otero


AHAVA,

ANA OTERO

197 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo