Canalización María Magdalena. El Reino del Cielo está dentro de ti.



Agradece tu vida. Tu vida es un milagro, un regalo, y debes honrar y servir a tu encarnación. Honrar la vida comienza por conectar con tu respiración. ¿Cuántas veces al día agradeces realmente el aliento que respiras? Sin la respiración, no podrías encarnar. Esta es la fuerza vital del Espíritu Santo que siempre respira a través de ti.


Alejarse del Aliento Divino ha creado un mundo en el que los humanos os habéis distanciado de vuestras propias cualidades y de las relaciones profundas con los demás. Incluso los procesos de pensamiento que usas para comprender o sanar patrones repetitivos no pueden cambiarse sin tu verdadera conexión con la VIDA, tu Respiración. La dicha original comienza aquí, ya que poco a poco comenzarás a recordar quién eres y por qué viniste aquí.


La creación surge de la Unidad, un aliento vivificante que impregna todo el cosmos. Tu conexión con tu Aliento te traerá en permanente armonía con el movimiento del Universo. Todo es energía que emana de la misma fuente creativa y todos vosotros lleváis esta fuente en vuestra respiración, por lo que estáis conectados interactivamente con todos.


La respiración es el camino más corto hacia la Madre Padre. Tú estás en un extremo y Alaha en el otro. Con cada respiración que tomas, te estás comunicando con la fuente celestial. Cuanto más tiempo hagas una pausa a lo largo del día para recordar esto, más conversaciones tendrás con la Luz y más conocerás tu alma y el gran Misterio de la Creación. Los secretos se os revelarán en estos espacios sagrados.


Cuando comprendas que el Reino de los Cielos está dentro de ti cuando respiras, todo es posible, eres ilimitado, estás lleno de un deseo Divino de ser, actuar y expresarte. Estás consciente de la Luz Divina transformando todas las limitaciones que has creado en libertad. Sabes de nuevo que eres UNO.

María Magdalena

Canalizado por Ana Otero


Ahava,

Ana Otero

124 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo